jueves, 1 de septiembre de 2011

Hay algo que no sabes

Tú eres tú. Con tus miedos, con tus sueños y con tus gustos. Eres tú cuando ríes, cuando bailas y cuando duermes. Eres tu de día, y también de noche. Eres tú los lunes, los jueves y hasta los fines de semana. Lo eres cuando naces, y también cuando mueres, desde que te levantas hasta que te acuestas. Eres tú cuando caminas, y cuando lloras lo sigues siendo, cuando hablas, cuando corres y cuando nadas. Cuando llueve, y también cuando nieva. Eres tú a la luz de las velas, o incluso en la oscuridad absoluta. Eres tú cuando me miras a los ojos, cuando te pintas las uñas y cuando te peinas. Tú eres tú cuando estudias, cuando te duermes en clase y cuando aprendes piano. Eres tú, cuando te miras al espejo. Eres tú la que cuando canta llueve. Eres tú la que te escondes, o la se prepara sola la cena. Eres tú la que se quema los días de playa, la que estubo mala de anginas. Eres tú la que cuenta chistes, y también la bocazas. Eres tú quien antes lo sabía todo, y cada vez sabe menos. Eres tú la que sorprendes, y cada vez más decepcionas. O bueno, deberías serlo, porque sabes que no es verdad, sabes que tú ya no eres tú, ni siquiera cuando intentas serlo. Sabes que ahora eres otra persona, pero hay algo que tu no sabes.... valías muchísimo más antes